El clásico del oeste fue empate

El Lechero y Luján igualaron sin goles luego de un partido cargado de emoción, trabado y muy luchado, pero que tuvo pocas situaciones de peligro.

Leandro N. Alem visitó a Luján en un partido en el que se jugaban más que tres puntos. El clásico zonal  tuvo un encuentro  emotivo y garra pero poco de fútbol, ambos terminaron cayendo en la lucha y no pudieron romper la defensa rival. Fue 0-0.

El Lechero hizo un buen primer tiempo. Pese a que era visitante y en una cancha complicada, los del Lobo Cordone dieron una buena imagen en los 45 iniciales y, aunque fue un duelo parejo, parecieron estar un escalón por encima que el local en el balance total. La más clara fue un cabezazo de Leonardo Kulich, que se tuvo que ahogar el grito de gol.

El complemento fue similar. Los dos equipos se disputaban el juego en el mediocampo y lo que más faltaba era fútbol. Sobraba garra, empuje, ganas, actitud. Pero no basta con eso para abrir un partido, por eso el duelo se empezó a hacer aburrido. De no haber sido porque se trataba de un clásico, la emoción hubiera sido mucho menor.

Pero como se jugaban la ropa los dos, hubo algunos momentos interesantes, algún centro peligroso o algún disparo que generó algún tipo de nerviosismo. Pero en general, se preocuparon más por trabar, discutir y luchar que por el juego. Sobre el final, el Lujanero casi lo gana con un disparo lejano de Portesi que reventó el travesaño.

Finalmente, el 0-0 terminó siendo justo para lo que se vio en la cancha. Dos equipos que trabajaron mucho el encuentro, pero nunca pudieron generar el juego necesario para superar al otro.

Seguinos y dejanos un Like:

Comentarios con Facebook